La tocadora de timpano de Kintzing - El sitio de los automatas y de las cajas de musica
La tocadora de tímpano es una bonita androide realizada por el relojero Pierre Kintzing y el ebanista de la Reina, David Roentgen, que siempre se puede admirar en el Museo del Conservatorio de Artes y oficios de París.
La tocadora de tímpano de Kintzing - El sitio de los autómatas y de los androides
(c) Museo de artes y oficios-CNAM
Photo P.Faligot-Seventh Square.

Comprada en 1785 por María-Antonieta, la autómata representa una joven mujer elegantemente vestida con una blusa escotada y un amplio miriñaque de seda bordada. Sentada en un taburete, la tocadora golpea con palillos, que tienen macillitos chatos en su extremidad, las 46 cuerdas delicadas de un tímpano, instrumento musical de origen gitano.

Dominando el instrumento con un largo de un metro, la tocadora puede interpretar ocho melodías diferentes y, en estas, una melodía de " la Armida " de Gluck.

La leyenda dice que el traje de seda bordada de la androide viene de un trozo del vestido de María-Antonieta y que su peluca viene de su propio pelo.

El mecanismo principal, situado bajo el taburete, se compone de un cilindro de latón alimentado por un muelle motor. Gracias a palancas, las levas permiten el movimiento de los brazos, y los picos, los movimientos de los macillos.

María-Antonieta quiso ofrecer la androide a la Academia de las Ciencias para que pudiera constar entre las máquinas de la institución. Su médico personal nos da algunos detalles sobre esta autómata :

"Desde hace poco tiempo, la Reina adquirió una figurita representando una mujer autómata de dieciocho o veinte pulgadas de altura, que toca y ejecuta muy bien diferentes melodías musicales con un tipo de tímpano cuya forma es idéntica a la de un pequeño clavecín. Esa figura, cuyos rasgos, proporciones y ajustes son muy elegantes, golpea con ritmo las diferentes cuerdas del instrumento con dos macillitos de metal que tiene en las manos y que mueven con mucha precisión y exactitud. Además, al tocar las melodías, hace movimientos con la cabeza y tiene un tipo de expresión variada en los ojos y la mirada.

La tocadora de tímpano de Kintzing - El sitio de los autómatas y de los androides
(c) Museo de artes y oficios-CNAM
Photo P.Faligot-Seventh Square.
La tocadora de tímpano de Kintzing - El sitio de los autómatas y de los androides
(c) Museo de artes y oficios-CNAM
Photo P.Faligot-Seventh Square.

Eso es muy agradable y da una ilusión sorprendente. Está sentada en un asiento puesto sobre una mesa de madera magnífica que también soporte el tímpano; y todo el mecanismo está encerrado y escondido en el espesor de la mesa ".

" Esta máquina fue construida en Alemania para la Reina en persona por artistas habiles que ya crearon para el Rey de Francia un escritorio muy grande cuyo trabajo es sorprendentemente perfecto y en el que se pueden esconder secretos; y también crearon otras obras ".

" La Reina desearía que esta figura autómata fue examinada por algunas personas de la Academia de las Ciencias; y si se la juzgaba digna de estar puesta en el gabinete de esta Compañía en el que se situan las máquinas, su Majestad estaría dispuesta a ofrecerla a la Academia ".